Los Ímagos

Todos podemos acceder a Imagolya, primero con nuestra imaginación, luego con nuestra consciencia y finalmente con nuestro ímago interior.

¿Qué es un ímago?

No confundamos imago con ímago.

Imago es el término latino del que deriva la palabra imagen.

C. G. Jumg acuña este término para referirse a la imagen idealizada que algunos niños crean de un adulto al que admiran y a quien, de manera inconsciente, intentan imitar en la vida adulta.

En el cristianismo se habla de Imago Dei para referirse a cómo Dios creó al hombre a su imagen y semejanza.

En el primer caso imago se refiere a una imagen mental sin entidad propia, cuyo creador intenta emular.

En el segundo caso se trata de una creación divina a la que su creador transfiere muchas de sus propias características y a la que le concede cierto grado de entidad individual.

En cambio ímago es el término que yo misma inventé para denominar al habitante de Imagolya.

A diferencia de los imagos, los ímagos se crean a sí mismos y se comunican con nosotros a través de nuestra imaginación, nuestros sueños o nuestras alucinaciones.

En algunos casos nos poseen, adueñándose de nuestra mente y de nuestro cuerpo. En otros casos nos ofrecen la posibilidad de establecer alianzas con ellos y de compartir nuestros respectivos mundos.

Pero la tercera opción, y la más interesante, es la de transmutar nosotros mismos en nuestro ímago interior, también conocido en algunas culturas como nuestro doble.

Y presten atención al hecho de que dije “transmutar” y no “crear”, pues los ímagos se crean a sí mismos…

Entonces, cuando transmutamos en nuestro ímago o doble, ¿quiénes somos realmente?

¡Ésta es la pregunta del millón!: ¿Quiénes somos REALMENTE?

Para ir profundizando en este tema (el de quiénes somos y quién es nuestro ímagoo doble), iré escribiendo artículos y cuentos en los que haré referencia a algunos conceptos metafísicos que he ido descubriendo en mis lecturas de la obra de Carlos Castaneda y en el transcurso de mis estudios de filosofía Yogui.

Pero aunque estos artículos puedan sonar sensatos e incluso algunos los encuentren bastante convincentes, no vayan a perder de vista que están basados en meras especulaciones y fantasías… ¡Nada más lejano de mis intenciones que intentar convertirme en gurú o en la fundadora de una nueva doctrina!

Recuerden que Imagolya es mi mundo interior, un mundo que los invito a conocer y explorar conmigo como quien viaja a recorrer un país extranjero. No tengo ni la más mínima intención de convencer a nadie de que abandone su propio mundo y se mude a Imagolya.

Quizás sí fanteseo con la idea de que otros se animen a crear un mundo propio en el que puedan reinventarse todas las veces que quieran para ser siempre ellos mismos, pero nada más que eso.

Así que, para evitar malos entendidos, cada vez que decida compartir con ustedes anécdotas basadas en experiencias vividas en el mundo “real”, se los haré saber. ¡Y créanme que algunas de ellas les van a parecer mucho más fantásticas que las que surgieron de mi rica imaginación!

Después de todo, el mundo que llamaos “real” no es ni menos mágico ni menos asombroso que los mundos fantásticos. Lo que sucede es que nos hemos acostumbrado a él y damos demasiadas cosas por sentadas.

Suponemos que si algo se puede explicar deja de ser mágico… ¡Como si por el simple hecho de poder explicar el proceso reproductivo éste dejara de ser ABSOLUTAMENTE MÁGICO! O que el hecho de que conozcamos la tecnología que permite que los aviones vuelen haga que semejante logro deje de ser MÁGICO…

Estos temas son inagotables, pero por ahora me despido hasta el próximo episodio y les deseo que estén muy bien hasta entonces.

Si les interesa el contenido de este blog, déjenme algún comentario y compártanlo.

Muchas gracias y hasta pronto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s